31
jul

vida

Sociólogos y psicólogos de todo el mundo debaten acerca de cuáles son los años más determinantes de tu vida. Esos en los que se toman las decisiones que marcan tu destino. ¿La conclusión? De los 20 a los 30, por lo general, se combinan todos los factores que condicionarán tu futuro: trabajo, casa, pareja y planes de descendencia. ¿Quieres saber más? Pues aquí te lo contamos.

 

Según la psicóloga Meg Jay en su libro “La década decisiva. Por qué son importantes de los 20 a los 30 años y cómo sacarles el máximo partido”, plantea la teoría de que en justo en esta década cuando las personas encauzan su vida.

 

Dice Jay que “cuando se dejan muchas decisiones para los 30 se sufre una gran presión para empezar una carrera, elegir una ciudad, pareja o tener hijos”. Es mucho más difícil hacerlo todo a la vez, por lo tanto, el 80% de los momentos decisivos tienen lugar antes de los 30 o 35 años.

 

Una teoría que es apoyada por Steven Mintz, profesor de historia de la Universidad de Texas. Mintz afirma que quien se queda a vivir en casa de sus padres lo hace por comodidad y también por retrasar cualquier responsabilidad. Esta circunstancia se agudiza cuando se sufre de trabajos precarios o inestabilidad familiar.

 

En España, un 61% de los jóvenes vive aún con sus padres y el 80% solo se plantea alquiler. Algo que también ocurre en otros países como EEUU. Le denominan “la generación boomerang”, sin viviendas en propiedad ni hijos.  1 de cada 3 jóvenes en Italia, se les llama “mammoni”, siguen dependiendo económicamente de sus padres.

“Solteros parásitos” se les conoce en Japón. Millenials y centenials que no han podido vivir de otra manera.

 

En los países nórdicos se favorece la independencia de los jóvenes con presupuestos concretos y subvenciones, algo que no sucede en España. Esto agudiza su inmovilismo y esa dependencia habitual hacia la familia, los amigos y el ocio nocturno. Por eso, no empiezan a integrarse económicamente hasta los 30 años lo que favorece su desconexión con la sociedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *