07
jun

El calor irrumpe definitivamente en nuestras vidas y el cuerpo

nos pide bebidas y alimentos que consigan refrigerar nuestro cuerpo y dar sabor a nuestro paladar. Hoy, compartimos un par de deliciosas recetas para elaborar helados caseros a bases de ingredientes naturales. ¡Una manera excelente de introducir la fruta en la dieta de los más pequeños de la familia!

Los polos o helados a base de yogur, zumos o frutas se pueden preparar en casa de manera fácilmente. Solamente debes disponer de un molde adecuados y palos de madera que podrás encontrar en muchos establecimientos de tu ciudad.

Ingredientes:

  • Yogur:se pueden utilizar yogures de cualquier tipo, tanto naturales como de sabores, griegos, con trozos de fruta, natillas… Se pueden hacer polos simplemente de yogur, por lo que en ese caso se necesita un yogur por polo.
  • Zumo y otras bebidas:se pueden hacer polos de zumo, batidos, leche… También se pueden mezclar con yogur para que los polos queden más cremosos.
  • Fruta: aprovecha la fruta de temporada para preparar polos caseros. Se puede agregar en trozos mezclados con yogur o zumo.
  • También se pueden añadir otros ingredientes como nata, queso de untar o leche para que quede más cremoso.
  • Los más golosos pueden endulzar los polos añadiendo unas pepitas de chocolate o mermelada.

 

¿Cómo congelar los helados?

Es importante dejar los polos en el congelador de 3 a 4 horas como mínimo. Si has empleado ingredientes cremosos como quesos, nata o yogur griego, debes esperar al menos 5 horas antes de sacarlos del congelador.

Nuestra receta favorita: POLOS DE LIMA

Ingredientes:

  • 500 ml de agua
  • 135 gr de azúcar
  • 175 ml de zumo de lima (unas 10 limas pequeñas)
  • 3 tiras pequeñas de cáscara de lima

 

Elaboración de la receta de polos de lima:

Pon el agua, el azúcar y las tiras de cáscara de lima en un cazo a fuego medio hasta que rompa a hervir y el azúcar se haya disuelto. Retira del fuego y deja templar.

Cuela la mezcla anterior y añade el zumo de lima recién exprimido. Mezcla bien. Reparte la mezcla entre los moldes de polos, coloca el palo o la tapa y deja en el congelador 5 horas como mínimo.

Truco para la elaboración de polos de lima:

Si en lugar de moldes utilizas vasos, pon los palos cuando lleven en el congelador 1,5 o 2 horas y deja que se sigan congelando hasta que hayan pasado por lo menos 5 horas.

¿Más sugerencias?

Elige el sabor que prefieras y pon imaginación a la hora de combinarlas. Las posibilidades son infinitas: Polos de frambuesa, polos de lima, polos de sandía, melocotón y cereza, polos de aguacate, polos de coco, polos de chocolate, polos de pomelo, polos de mango y piña, polos de cereza y yogur, polos de yogur y frambuesa con chocolate, polos de naranja, polos de yogur, melocotón y albaricoque, polos de yogur con trozos de fresa, polos de plátano y galletas, polos de kiwi, polos de sandía, de mango y yogur, polos de té negro dulce, de plátano y tuttifrutti. ¿Alguien da más?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *