04
jul

Un bronceado bonito tiene mucho que ver con el tipo de alimentos que incluimos en la dieta. Y es que hay determinados productos que nos ayudan de manera notable de cara a preparar la piel, aumentar sus defensas, y contrarrestar los efectos dañinos del sol sobre ella. Estos son algunos de esos alimentos, grandes ‘amigos’ de nuestra piel:

– Alimentos que contienen vitamina C: ayudan a frenar los radicales libres (‘culpables’ del envejecimiento prematuro de la piel). Son ricos en esta vitamina el kiwi, los cítricos (naranja, pomelo, mandarina, limón…) y las frutas rojas como las fresas, arándanos, moras…

– Alimentos ricos en carotenos: ayudan a activar la melanina: en este sentido, además de las populares zanahorias, son ricos en carotenos otros alimentos como los albaricoques secos, las frutas y hortalizas de color verde, el tomate, el brócoli, las espinacas, la calabaza, la lechuga, el perejil, las acelgas, los pimientos, el mango, la papaya… Es recomendable empezar a tomar este tipo de alimentos dos semanas antes de exponerse al sol puesto que el caroteno alcanza su nivel adecuado de concentración 15 días después haber sido ingerido.

– Alimentos que contienen vitamina E: actúan también contra la acción de los ‘radicales libres’. Se encuentra en los aceites vegetales, en el germen de trigo, frutos secos, cereales integrales, aguacate, verduras de hoja verde…

– Minerales: favorecen el buen estado de la piel y se encuentran en alimentos muy variados (marisco, cereales, legumbres, frutos secos…).

– Además de estos productos resulta fundamental no olvidar el agua. Con el sol la piel se reseca y necesita rehidratarse con un aporte extra de agua. En este sentido también es una buena opción incluir en la dieta zumos de frutas variadas e infusiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *