01
oct

Protagonista de los pasajes bíblicos más significativos y fuente de inspiración de aventureros, inventores y filósofos, desde siempre la manzana ha sido considerada la fruta de la belleza y la vida eterna. Numerosos estudios avalan que comer una manzana al día es bueno para nuestro organismo y previene de muchas enfermedades. Hoy, analizamos la manzana.

Sana como una manzana. Todos conocemos el dicho popular. Pero es que, además, los últimos estudios realizados por las Universidades internacionales más prestigiosas animan a integrar la manzana en nuestra dieta diaria si queremos disfrutar de una vida larga y saludable.

Su consumo está indicado en dietas de adelgazamiento, eliminación de adicciones como el tabaco o tratamiento antiansiedad, grasas y colesterol. Además, sus propiedades se relacionan con un mayor rendimiento intelectual

Estas son las razones por las que debes incorporar manzanas a tu dieta diaria:

  • Posee vitamina C, fibra soluble y flavonoides.
  • Hidrata nuestro organismo, ya que está compuesta por un 80% de agua.
  • Reduce la acumulación de líquido, evita calambres y ayuda a controlar la tensión elevada gracias a su contenido de potasio.
  • Tiene vitaminas del grupo E, conocidas por sus poderes antioxidantes.
  • Cuenta con fibras solubles e insolubles, por tanto, es buena tanto para personas con estreñimiento o diarrea.
  • La cáscara de la manzana contiene pectina que protege la mucosa intestinal y según los últimos estudios, ayuda a prevenir el cáncer de colon.
  • Aporta quercetina, un elemento fitoquímico que protege de problemas cardiovasculares, enfermedades inflamatorias, asma y contracturas musculares.
  • Tiene ácidos como el tartárico y el málico que permite una mejor digestión de las grasas y impide que la glucosa aumente rápidamente después de las comidas.
  • Produce un efecto saciante, por lo que su consumo es excelente en el seguimiento de dietas de adelgazamiento, estrés o ansiedad.

Por todas estas razones, te recomendamos que acojas la manzana en tu menú diario y experimentes con ella en todo tipo de recetas y formatos, cruda, asada, en compota o aderezando tus postres favoritos. ¡Sea como sea, pon la manzana en tu vida!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *