02
feb

 

El amor es ese ente abstracto y misterioso, tan especial como diferente. En el amor no existe patrones, ni reglas, ni fórmulas mágicas. Cada cual tiene una manera de amar y una manera de ser amado. Pero, aunque no existan secretos infalibles, la inteligencia emocional nos brinda algún que otro consejo que es importante aprender y aplicar a lo largo de la vida.

Hpy, nos inspiramos en el psiquiatra y consultor Mark Goulston, autor del libro: “Cómo conseguir y mantener el amor que te mereces” y os traemos los 9 hábitos que caracterizan a las parejas felices. ¿Crees que cumples alguno de ellos?

  1. Tener intereses comunes. Hacer cosas juntos, une pero puede aburrirnos y crearnos dependencias. Mientras que hacer cosas por separado hace que la pareja nos parezca más interesante. En el término medio, como siempre, está la virtud. Ni todo junto, ni todo individual.
  1. Confiar el uno en el otro y perdonarse. Después de la pelea viene la

reconciliación, pero sin rencores. Amar es perdonar y confiar pese a todo.

  1. Caminar juntos hacia un meta común: Seguir un camino que os lleve al mismo lugar, soñar ambos en los mismos sueños, compartir viaje, pero también destino, una vida, una casa, una familia, un viaje…
  1. Acostarse al mismo tiempo. Parece algo tonto, pero no lo es. Al inicio de las relaciones, el dormitorio es un espacio sagrado donde intimar y pasar muchos ratos agradables, cuando las parejas llevan mucho tiempo juntas, comienzan a adquirir costumbres diferentes. Uno ve la tele en el sofá hasta tarde y el otro se acuesta pronto a dormir. Esto evidencia otros ritmos, otros intereses y puede acabar transformándose en falta de contacto físico o fin de la atracción sexual.
  1. Decir “Buenos días” y “Buenas Noches”. No perder las buenas costumbres de saludar y despedirse con un beso. Estar atentos a los pequeños detalles, gestos de cariño, pequeños guiños, que mantienen viva la llama y ayudan mucho a transmitir a los hijos los conceptos de cariño y unión familiar.
  1. Mandarse algún mensaje durante el día. No hay mayor expresión de querer a alguien que un mensaje preguntando “qué tal estás”, especialmente si el día es complicado o importante. Estar ahí, física o emocionalmente hablando.
  1. Sentirse orgulloso de mostrarse en público con tu pareja. No tener miedo a mostrar afecto delante de los demás. Compartir amigos y vida profesional.
  1. Decir “te quiero”. No se trata de aburrir al otro con declaraciones constante de amor, simplemente, recordarle que le quieres en algún momento cotidiano o especial. A veces, escuchar esas palabras mágicas sin ningún motivo, es como un bálsamo de vitalidad para la pareja.
  1. Concentrarse en las cosas positivas de la pareja y minimizar las negativas. Recordad las cosas que nos gustan del otro y alimentarte de ellas, dejando atrás las diferencias. Lo negativo solo aporta negatividad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *