05
mar

Poner nuestro cuerpo firme es una tarea duda que requiere de mucha motivación. Nos cansamos, nos aburrimos y tardamos en ver resultados. El entrenamiento funcional se impone como una alternativa efectiva para ayudarnos a mejorar la salud, realizar menos esfuerzo y rendir más en tan solo 3 ejercicios. ¿Te interesa? Hoy, te lo contamos.

 El entrenamiento funcional propone técnicas alternativas al gimnasio tradicional, realizando movimiento multiarticulares en el que intervienen varios grupos musculares.

Estos son los únicos 3 ejercicios que debes desarrollar:

  1. Sentadillas con balón

Se coloca la pelota entre la pared y nuestra espalda. El trabajo consiste en flexionar las rodillas hasta formar un ángulo de 90º y volver a posición inicial Son necesarias entre 8 y 15 repeticiones, según estado físico de cada uno. A continuación, se recomienda mantener la postura entre 10 y 30 segundos. Realizar 3 series descansando entre 30 y 60 segundos. 

Si queremos aumentar la dificultad pueden añadirse unas mancuernas y realizar flexiones con brazos de manera coordinada.

Al mantener la posición estática en 90 grados ( 10 -30 segundos) realizamos una extensión de brazos y mantenemos la posición durante el mismo tiempo

 

  1. Abdominales con balón

Se sujeta la pelota entre los pies y los gemelos de forma que las rodillas y muslos formen un eje de 90º. El ejercicio se realiza en tres pasos: Primero se mantiene la posición durante diez segundos. Desde aquí, desplazar las piernas hacia el suelo y repetir el movimiento 10 veces. Después, recuperar la posición estática durante otros 10 segundos.

Para conseguir resultados, es necesario completar tres series con un descanso de 30 segundos entre cada serie.

  1. Plancha con fitball

Con las manos apoyadas en el suelo y la cabeza orientada hacia el mismo, colocamos os pies sobre el balón. Debemos considerar el cuerpo una tabla rígida con la que intentaremos mantener la pelota inmóvil entre 10 y 30 segundos. Repetir tres series.

Se puede incrementar la dificultad elevando de forma alterna las piernas y recogiendo el balón hacia las caderas y devolviéndolo hacia el punto de partida.

La experta aconseja que al realizar este ejercicio, no se debe forzar la zona lumbar, el mayor esfuerzo debe concentrarse en el abdomen y los brazos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *