04
jul

shutterstock_214478558

Con el calor llegan los piojos. En ocasiones nunca llegan a marcharse. Pero… ¿de dónde salen y por qué cuesta tanto erradicarlos?. Los expertos nos advierten de que un mal uso de los tratamientos insecticidas podría ser la causa de que estos minúsculos parásitos se vuelvan resistentes. Hoy, 5 claves que deberías conocer si quieres olvidarte de los piojos.

 

  1. A los piojos les atrae determinado olor que produce el ph de nuestra piel. Ese olor provoca que vayan a una cabeza y no a otra. Los investigadores se afanan por averiguar esta molécula “olfativa” para poder formular un antídoto que logre repelerlos.

 

  1. En la actualidad, el principio más utilizado para combatir los antipiojos es la permetrina, que ataca al sistema nervioso de los insectos. Su absorción por la piel es reducida, pero, según recientes estudios, una exposición continuada puede, a largo plazo, desencadenar “procesos alérgicos”.

 

  1. No se debe utilizar estos tratamientos de forma preventiva ni tampoco rociar la ropa con ellos, ya que los piojos no sobreviven más de 24 horas alejados del cuerpo cabelludo. El abuso de insecticidas es uno de los factores que han llevado a la actual situación de descontrol de la plaga.

 

  1. El procedimiento más adecuado para conseguir desterrar a los piojos en una combinación de métodos. Emplear fórmulas con permetrina como tratamiento de choque en caso de infestación masiva y después alternar con productos más naturales, que contienen silicona. Este componente es inocuo y acaba con la vida de los insectos por asfixia.

 

  1. Es recomendable también emplear siempre la lendrera, puesto que la principal dificultad para eliminar los piojos es la impermeabilidad de los huevos. Hasta la fecha no se ha encontrado un sistema que permita acabar con ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *