31
ene

breakfast

 

La mayoría de la gente supera la cantidad máxima de azúcares recomendada para un día en el desayuno. Cacao en polvo azucarado, galletas, cereales, mermelada, zumo, bollería, croissants…

 

Rompamos mitos. Ni el desayuno es la comida más importante del día, al menos no más importante que cualquier otra, ni es mejor desayunar cualquier cosa, aunque sea malo, que no desayunar. Cada persona es un mundo y cada organismo también. Hay quien amanece hambriento y hay quien no tiene apetito hasta media mañana. No pasa nada. Es mejor esperar a tomar algo saludable, que atiborrarse de grasas creyendo que esa energía es positivo para afrontar el día.

 

Un desayuno perfecto no debe estar integrado por ningún alimento en concreto. Por ejemplo; lácteo + cereal + fruta. Lo importante es que esté compuesto por alimentos saludables, no procesados, sin azúcares añadidos, sal o grasas de mala calidad. Esta pauta admite infinitas posibilidades.

 

Hemos recopilado una excelente selección de desayunos realizados en casa durante un año con el fin de ofrecer ideas variadas, originales y sobre todo saludables para compartir en familia. Excelentes opciones que os ayudarán a descubrir un nuevo mundo de posibilidades aprovechando los productos de temporada. ¡Buen provecho!

 

Ahí van estas sanas y deliciosas desayunos:

 

  1. Yogur natural con puré de cerezas maduras y topping de nueces, pipas de calabazas y girasol. Puedes acompañarlo con un gofre de copos de avena, plátano y canela.

 

  1. Yogur natural con fresas, arándanos, coco rallado y semillas de lino. Perfeto si lo combinas con tostadas de centeno integral con crema de cacahuetes (a ser posible 100%) y té.

 

  1. Café con leche o bebida vegetal sin azúcar añadido. Para complementar, mezcla de frutos secos al natural y frutas deshidratadas y chocolate negro con alto porcentaje de cacao.

 

  1. Macedonia de fresas, mango, arándanos con coco rallado y canela. Pan de plátano y café con leche o bebida vegetal.

 

  1. Té chai cortado con leche. Bizcocho integral de yogur con dátiles, nueces, pipas y Kiwi.

 

  1. Tortitas de calabaza, avena y semillas de lino. Puré de frutos rojos y coco rallado. Café con leche y bebida vegetal.

 

  1. Pan integral con tomate y aceite de oliva virgen extra. Excelente combinación con kiwi.

 

  1. Porridge de avena, leche, canela y crema de anacardos 100%.

 

  1. “Overnight oats”; Copos de avena, semillas de lino y pipas de chía, dejadas en remojo la noche anterior en bebida de coco. Cerezas y té.

 

    10.Helado casero de mango y plátano triturado con bebida de

          almendras sin azúcares añadidos. Granola casera y arándanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *