07
jun

Los estudios son tajantes. El 25% de los bebes que nacen cada año son gestados en verano. Una época del año que dispara la venta de preservativos un 15%. Google multiplica las búsquedas de citas durante los meses más cálidos y los niveles de actividad sexual se incrementa de manera relevante. No hay duda. Nos enamoramos o nos re-enamoramos más en verano. Pieles bronceadas, atuendo ligero y un relajamiento de nuestro estado de ánimo confunden nuestros sentidos activando la pasión de las parejas y provocando el nacimiento de nuevos romances.

 

Adiós rutina. Hola endorfinas

Según los expertos, el amor requiere tiempo y por tanto, es incompatible con el estrés. Las vacaciones es el momento idóneo para que, de nuevo, los juegos de la seducción afloren en nuestras vidas.

Escapamos de nuestra rutina, de nuestros espacios de trabajo. Nos sentimos entusiasmados, optimistas y llenos de vitalidad. Practicamos deporte, contactamos con la naturaleza, nos bañamos en el mar o respiramos el aire puro de la montaña. Cambios en nuestra vida que nos provocan altos niveles de endorfinas, que se traducen en un estado de ánimo vigoroso y feliz.

 

Escenarios estimulantes

Los escenarios idílicos como conocer una ciudad desconocida, playas paradisiacas, hoteles son experiencias excitantes que nos traslada a otro espacio emocional. Estamos excitados, ilusiones, ávidos de nuevas sensaciones. Un clima que favorece los encuentros románticos

 

Instintos primarios

Por otro lado, el despertar del erotismo. Descubrimos nuestro cuerpo tras ocultarlo durante meses debajo de la ropa de invierno. Bikini, pareo, shorts, camisetas ajustadas, escotes. Piel al descubierto que activa nuestras hormonas e incentiva nuestra búsqueda de placer.

 

El sol activa nuestras hormonas

Por si fuera poco, el sol activa la secreción de neurotransmisores como la serotonina, hormona del amor, y dopamina que estimulan la motivación, el hedonismo y el entusiasmo. Condiciones muy favorables para los encuentros amorosos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *