02
oct

legumbres

Dicen los expertos en nutrición que el mejor hábito es escribir una lista antes de visitar el super. De esta forma, tu compra se vuelve más racional y menos impulsiva, además de ayudar a planificar mejor tu dieta semanal. Hoy, te ayudamos a confeccionar tu lista de imprescindibles en tu despensa. ¡Toma buena nota!

  1. Legumbres; garbanzos, judías, lentejas, tanto secos como en bote. Con estas tres legumbres puedes preparar de todos, desde pucheros hasta ensaladas. Otras deliciosas alternativas son las alubias pintas, negras, lentejas rojas, judiones… que aportan texturas y sabores diferentes. Incluso, para los más avanzados, recomendamos lanzarse a las legumbres menos habituales: kala chana (garbanzos negros hindús), mungo, soja o azukis. Estos últimos muy utilizados en China y Japón para elaborar dulces.

 

  1. Cereales. La avena en copos tiene grandes posibilidades en la cocina, desde un desayuno combinado con leche hasta en un guiso para darle más consistencia. El arroz y la pasta, especialmente integral. Si quieres probar cosas nuevas, apuesta por la cebada, el centeno, sorgo, lágrimas de job y mijo.

 

  1. La quinoa es una semilla muy versátil, puedas añadirla a guisos, caldos, cremas, ensaladas, yogures y hasta a las albóndigas. Las semillas de lino para ensaladas o dulces, también el sésamo, junto a tostadas dulces o saladas. Otras opciones para expertos; semillas de amapola, mostaza, chía, alfalfa y fenogreco.

 

  1. El aceite de oliva virgen extra es el gran imprescindible en tu cocina. El aceite de sésamo se emplea en platos orientales y da un buen sabor. Lino crudo para ensaladas y tostadas, recomendable por su alto contenido en omega 3.

 

  1. Especias y hierbas; tomillo, perejil, orégano y laurel. Básicos en cualquier guiso. El pimentón dulce, ahumado o pimentón de la Vera, cominos, pimienta negra, albahaca, romero y jengibre.

Si te gusta experimentar, sugerimos probar mezclas de especias como el curry y garam masala, hojas de curry, asafétida, cúrcuma, semillas de hinojo, nuez moscada, chili en polvo, eneldo… perfectos para cocinar platos hindús.

 

  1. Salsas y condimentos; caldos de verdura en polvo y pastillas, vinagre de manzana, vinagre de arroz, salsa de soja y tahini.

Si eliges vinagre de Módena asegúrate que sea tradicional, es decir, sin azúcar ni caramelo. El miso, pastas de soja chinas te ayudarán a darle un toque especial a tus platos esos días en los que te sientes un poco más creativo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *