01
sep

shutterstock_303046895

 

Desde lavarse el pelo con cerveza hasta hacerse una mascarilla con miel, los ‘remedios de la abuela’ se han extendido en el mundo de la belleza. ¿Qué hay de cierto tras sus promesas? Hoy, en nuestro blog, revisaremos las recetas de belleza más populares desde el punto de vista científico.

 

Aceite

El aceite de oliva ha sido a menudo utilizado como hidratante para la piel y el pelo. Sin embargo, parece que la mejor manera de tomarlo para tener la piel hidratada es ingerido. Un estudio realizado con ratones demuestra cómo el aceite de oliva aplicado vía tópica disminuye las posibilidades de desarrollar un carcinoma tras la exposición solar.

 

Aloe Vera

Al aloe vera se le han atribuido propiedades casi mágicas. ¿Qué hay de cierto en todo esto? Según algunos estudios, la aplicación de un gel de aloe vera puede minimizar la reacción de la piel expuesta a radioterapia. Sin embargo, otras investigaciones advierten: sus beneficios solo son válidos en afecciones superficiales de la piel (acné, psoriasis, quemaduras solares leves), puesto que su aplicación en heridas profundas puede causar retardo del proceso de cicatrización.

 

Cerveza

¿Qué hay de cierto en la vieja costumbre de aclararse el pelo con cerveza? Parece una tradición bien intencionada, puesto que algunas investigaciones demuestran el poder del lúpulo para luchar contra la alopecia. ¿La parte negativa? La cerveza no solo lleva lúpulo, sino también alcohol, que puede resecar el pelo. Mejor buscar un champú con ingredientes anticaída.

 

Limón

Siempre se ha considerado el limón como un potente blanqueante, tanto para el rostro como para los dientes. ¿La realidad? No hay mucha evidencia científica al respecto. Y, peor aún, utilizarlo en los dientes puede provocar que el ácido cítrico erosione el esmalte

 

Vinagre

¿Y aclararse el pelo con vinagre? No existen apenas estudios al respecto, de modo que emplearlo para obtener brillo en tu melena (que, supuestamente, es su uso más habitual) depende enteramente de ti.

 

Huevos

¿Mascarilla de huevo? Al parecer, sí. Un estudio demostró que, aplicada sobre la piel, la clara de huevo permite una regeneración en menos tiempo que otros remedios. ¿Te atreves?.

 

Miel

Sorprendentemente, la miel es un potente ingrediente antibacteriano y regenerador. Su uso para reducir el tiempo de curación de heridas parece de sobra contrastado. Por tanto, efectivamente, una mascarilla de miel, sí es buena idea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *