13
ene

shutterstock_216956335

Cocina

 

De entre todas las recetas “post-navidad” que existen, esta es nuestra favorita. La sopa de puerros es el plato perfecto para tomar el día siguiente de haber comido más de la cuenta. Un plato caliente básico que sienta de maravilla a cualquier hora del día, incluso en cualquier momento del año, hasta en verano. Acompañada de una ensalada, con verduras o bien, servida como entrante de una comida especial. Es ligera, depurativa y muy sencilla de preparar. Además, si haces de más, puedes tomarla al día siguiente como plato único. Te ayudará a recuperarte de la Navidad.

¿Sabías que la sopa de puerro es una versión de la porrusalda, un plato típico de la cocina vasco-navarra?. Significa “caldo de puerro” en vasco. Es tan buena que incluso se menciona en el libro “Mis recetas de cocina anticáncer”, escrito por la doctora Odile Fernández, médico de familia y superviviente de un cáncer con metástasis y que ahora se dedica a investigar y difundir una alimentación saludable y anticáncer. Sorprende conocer que con solo cambiar e introducir algunos alimentos en nuestros platos más cotidianos, podemos reforzar el sistema inmunológico y mejorar nuestra salud. ¡Por cierto, un libro que te recomendamos!

Receta de la sopa de puerros. Ingredientes para 2 personas | 20minutos | cazuela con tapa

▪    2 puerros

▪    1 cebolla

▪    2 zanahorias

▪    1 patata con piel

▪    sal de algas (tritura con un molinillo 50gr de algas deshidratadas, añade 1 cucharadita de cúrcuma,

     pimienta negra y 100gr de sal marina)

▪    aceite de oliva virgen extra

▪    agua filtrada

 

Preparación:

▪    Rehoga la cebolla con aceite sin dejar que se dore.

▪    Añade el puerro, la patata y la zanahoria finamente cortado. Agrega el agua, la sal de algas,

     el aceite, la cúrcuma y la pimienta.

▪    Cocina durante 20 minutos.

▪    Sonríe y disfruta 😉

 

0 No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *