07
jun

seychelles beach in sunset time

 

Más allá de una experiencia placentera o estética por aquello de broncear la piel, estar en contacto del mar aporta beneficios tangibles para nuestra salud. ¿Quieres saber cuáles? Hoy te los contamos.

 

  1. En primer lugar, el agua de mar cuenta con una composición distinta a la dulce. Posee zinc, potasio, yodo y oligoelementos que la convierten en una gran aliada de nuestra piel y nuestro cuerpo en general. Los principales beneficios de esta formulación son sus propiedades antibióticas que funcionan muy bien durante los procesos de cicatrización.

 

  1. Nadar o flotar en el mar ayuda a la relajación muscular y la presencia de yodo favorece la recuperación de músculos ante ciertas lesiones.

 

  1. En el caso de sufrir problemas o enfermedades respiratorias, respirar brisa marina y darse baños en el mar favorece a nuestros pulmones y ayuda a erradicar catarros, tos con flema e ayuda a mejorar incluso dolencias más graves. El clima marino contiene iones que ayudan a normalizar los componentes de la sangre, ayudan a la recuperación cardiovascular y regeneran nuestros alveolos pulmonares.

 

  1. Para tratar enfermedades reumáticas como la artrosis, es muy recomendable los baños marinos.

 

  1. El alto contenido de magnesio ayuda a calmar la ansiedad, estados de nerviosismo, estrés y depresión de leve a severa.

 

  1. Los paseos en la playa, masajean nuestros pies gracias a la textura y constitución de la arena, que también ejerce de exfoliante natural.

 

  1. El agua del mar mejora algunas alteraciones de la piel como la psoriasis, dermatitis atópica o acné.

 

  1. Los paseos por la playa ayudan a mantenernos en forma y despejar la mente. Una terapia psicológica muy recomendable en cualquier momento del año.

 

  1. Es especialmente beneficioso en el caso de embarazadas, activa el organismo y ayuda a regular las náuseas, y alérgicos que sienten un alivio inmediato al respirar aire sin pólen, ácaros ni una mota de polvo.

 

Muchos médicos, recomiendan la playa y el mar como método para combatir el insomnio. El sonido de las olas golpeando en la orilla, la luz del atardecer, el olor a mar… son elementos fundamentales que nos transmiten serenidad y relajación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *