05
mar

Llega la primavera y con ella, llegan algunas molestas afecciones. Estas son las más frecuentes: asma o bronquitis, faringitis y rinitis, provocada por alergias, infecciones bacterianas, varicela, conjuntivitis, parasitosis, lesiones en las articulaciones, ulceras gástricas y todo tipo de dermatitis. Hoy, buenos consejos para disfrutar de una primavera saludable.

Las alergias más comunes de la primavera provienen del polen ya que en esta época del año muchas plantas y árboles desarrollan su polinización. Los síntomas de la alergia van desde estornudos, rinitis, dificultades respiratorias hasta eccemas en la piel y crisis asmáticas.

Os recordamos algunas rutinas preventivas que pueden ayudaros a prevenir y sobrevivir a la primavera:

  • Si tu alergia es severa, evita salir al campo, parques o jardines a la hora de mayor concentración de polen: al amanecer y al atardecer.
  • Consulta diariamente la concentración de polen en tu ciudad en la página web: polenes.com, de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica.
  • Ten siempre a mano los medicamentos recomendados por el alergólogo y sigue siempre sus indicaciones.
  • Utiliza gafas para proteger tus ojos del polen.
  • En días de viento y sol, cierra ventanas para evitar la entrada de polen. Puedes abrirlas en momentos de baja concentración de polen como es al mediodía.
  • Emplea aire acondicionado con filtro y extrema la limpieza.
  • Activa el filtro de polen de tu automóvil.
  • No tiendas la ropa al exterior y dúchate con frecuencia en periodos de máxima floración.
  • Consulta y atiende al calendario de vacunas. Las pruebas de sensibilidad te permitirán averiguar qué tipo de alergia padeces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *