02
nov

shutterstock_293580959

Todas las personas tenemos gustos diferentes y preferencias especiales. Todo lo que has vivido, tus experiencias, tu historia, te hacen la persona que eres hoy. Pero entre todas los aspectos que forjan tu personalidad, existen tres cosas que define de manera categórica a una persona: lo que come, lo que escucha y lo que lee.

Lo que comes

La comida te da un sentido de experimentación, de probar cosas nuevas en todo el sentido de la palabra. El hecho de que estés dispuesto a probar nuevos sabores habla bien de alguien, comer no es algo meramente biológico, una necesidad, es más que eso, es una oportunidad de crear, tampoco se trata de ser un sibarita y solo consumir caviar, no necesitas un tenedor de plata para comer buena comida, se trata de alimentar tu paladar y tu alma al mismo tiempo. Probar comida de diferentes ciudades, estados y países, descubrir nuevos ideas y sabores por igual. Naciones enteras se definen por su comida y la misma es patrimonio de la humanidad, ya lo dijo Remy “Si eres lo que comes, entonces, vale más comer algo bueno”.

Lo que escuchas

Sin lugar a dudas la música es uno de los inventos más notables de la humanidad, o como lo describe Nietzsche “sin música, la vida es un error”. No hay sentido más delicado que el oído, nos da equilibrio, eje, y a través de la música nos puede transportar a universos completamente diferentes. La música es matemática pura, y las matemáticas son el lenguaje del universo, por ende, la música es universa. Música clásica, opera, rock, música nacional, blues, jazz, y un largo etcétera, cuando la música es buena, no importa el género. El gusto musical de alguien te puede hablar del tipo de persona con la que estás tratando.

Lo que lees

Borges decía; “Que otros se enorgullezcan por lo que han escrito, yo me enorgullezco por lo que he leído”. Cuando escuchamos que alguien tiene el hábito de leer, automáticamente esa persona nos cae bien. Ese simple hecho cambia nuestra percepción de alguien de manera radical. Leer te da un sentido de exploración, imaginación y conocimiento, enriquece tu visión del mundo, lo expande. Leer te hace crecer, te da la capacidad de viajar no solo a otros países, sino a otros mundos.

¿Y tú, qué comes, qué escuchas, y qué lees?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *