09
may

Los cambios de temperatura propios de la primavera, las variaciones en las horas de la luz, el cambio horario… implican un reajuste en nuestro ritmo biológico que en muchas personas se traduce en una bajada de sangre en las hormonas que provoca un decaimiento físico e intelectual. Es por eso que el cambio de estación puede llegar a afectar a tu estado de ánimo.

Los consejos más rápidos y sencillos tratan de acompasar este estado anímico pasajero al ritmo e intensidad de tu vida y las cosas que te rodean. Ahí van 5 consejos que pueden ayudarte:

⦁ Practica el Mindfulness

El mindfulness o atención plena es una forma meditación que consiste en tomar consciencia absoluta del momento. O, dicho de manera más sencilla, se trata de hacer frente al piloto automático con el que normalmente vamos por la vida para, en su defecto, pararnos, reflexionar y tomar consciencia de la belleza de cada momento. La meditación, o deportes como el yoga y el Pilates pueden ayudarte a trabajar en tu concentración, tu rendimiento y, sobre todo, en tu propia felicidad y bienestar diario.

⦁ Dedica atención a los pequeños detalles:

Dedicarte tiempo a ti misma es, sin duda, una de las mejores terapias posibles, ya no sólo para plantar cara a la astenia estacional, sino para mejorar tu estado de ánimo todo el año. Algo tan simple como reservar unos minutos cada mañana a reflexionar y meditar, prepararte un desayuno completo y disfrutarlo con calma, o incluso aplicarte unas gotas de ese perfume que te pone de buen humor sólo con olerlo, pueden ser la clave para empezar el día con una sonrisa. Quizás por eso, si tenemos que pensar en una fragancia que pueda lograrlo, nos viene a la mente el perfume de la felicidad en su versión más refrescante.

⦁ Duerme

Intenta dormir las horas necesarias y hacerlo en un horario lo más rutinario posible. Que el sueño es sanador no es sólo un dicho popular, es un hecho. Y, en este caso concreto en el que las hormonas están directamente implicadas, un buen descanso te ayudará a regularlas. Como consecuencia: te sentirás con más energía, en paz y, muy probablemente, de mejor humor. Además, está demostrado que dormir en un ambiente relajante influye directamente en la calidad del sueño, así que es una buena excusa para convertirlo en el auténtico ritual que es: puedes comprarte sábanas nuevas de lino, un pijama o camisón de seda con el que te sientas única e incluso aromatizar la almohada con tu fragancia favorita. Notarás la diferencia.

⦁ Dedícale tiempo a tu belleza

Sabemos que es difícil encontrar tiempo para cuidarte en la rutina frenética en la que vives, pero a veces, verte guapa por fuera puede ayudarte a verte guapa por dentro. No tienes que irte de compras, algo tan simple como aplicarte una mascarilla, recurrir a esos pendientes que tanto te gustan, o ponerte perfume incluso si no tienes pensado salir de casa, puede ser de gran ayuda para elevar tu autoestima.

⦁ Cuida tu alimentación

Una dieta equilibrada, sin duda, ayudará a regular tu organismo y a que te sientas con más energía. Recurre a alimentos poco pesados con un extra de aportación nutritiva como pueden ser la chía o el té matcha para empezar el día. Los súper alimentos te darán la energía extra que te falta estas semanas y te cuidarán por dentro, para que también esto se note por fuera. No lo confundas con llevar una dieta estricta, se trata de encontrar el equilibrio y, si un día sientes que te apetece saciar un antojo, adelante. Tu felicidad es prioritaria y ese muffin puede alegrarte significativamente el día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *