28
abr

shutterstock_169708514

 

 

Una buena tacita de caldo, elaborado con huesos y verduras, es la última moda en comida sana.

Sacia tu apetito y está repleto de nutrientes que te ayudarán a completar tu dieta sin tener que recurrir a alimentos con calorías inútiles. Rico en magnesio y calcio, contiene además aminoácidos antiinflamatorios y ayuda a mantener fuertes los tendones, el pelo y las uñas. Y por si fuera poco, no engorda.

 

Ya lo sabes, haz caso a tu abuela y mejora tu dieta con las recetas de siempre.  Con la llegada del calor, puedes tomarlos tibios o incluso fríos. Un agradable tentempié para calmar tu apetito, un aperitivo saludable y, sobre todo, una estupenda manera de llenar el estómago sin ingerir grasas y darle al organismo todo cuanto necesita para irradiar salud y belleza.

0 No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *