01
mar

Con el calor, llegan las fresas. A pesar de que frutas como las manzanas, plátanos o naranjas son más populares, las fresas son aún más saludables, ya que están compuestas de vitaminas y minerales esenciales para nuestro organismo. A continuación, te contamos 10 beneficios de comer fresas que seguro que te convencerán.

 

La fresa, cuyo nombre científico es fragaria, es un fruto de color rojo que destaca por su aroma y sabor. Es un tipo de alimento que contienen una gran cantidad de nutrientes necesarios para el organismo, pero que a su vez aporta beneficios extras para la salud que sirven como sustitutos de productos procesados. Es decir, lo que se conoce como un superalimento.

Estos son sus 10 super poderes:

 

  1. Las fresas son bajas en calorías.

Una taza de fresas tiene unas 43 calorías. Además, contienen fibra, que ayuda a regular los procesos digestivos y a reducir la sensación de hambre.

  1. Están cargadas de antioxidantes.

Las fresas contienen fenoles, un compuesto químico. La antocianina es un tipo de fenol muy abundante en las fresas y que le proporciona su característico color. Es conocido también por sus poderosas cualidades como antioxidante natural que mantiene la salud de las células.

  1. Son un antiinflamatorio natural.

Los fenoles ayudan también a luchar contra los procesos inflamatorios del organismo inhibiendo la producción de la enzima ciclooxigenasa, del mismo modo que lo hacen compuestos como la aspirina o el ibuprofeno.

  1. Son una fuente rica en vitaminas.

Las fresas son una fuente de vitaminas del grupo B, tales como vitamina B6, la niacina, la riboflavina, el ácido pantoténico y el ácido fólico. También poseen una considerable cantidad de vitamina C.

  1. Tienen manganeso.

El manganeso es un mineral que actúa como un potente antioxidante y antiinflamatorio natural. Una taza de fresas contiene 21 gramos de manganeso.

  1. Contribuyen a la salud ósea.

Las fresas tienen un alto contenido en magnesio, potasio y vitamina K, que ayudan a potenciar la salud de los huesos.

  1. Potencian la salud ocular.

Algunos estudios han señalado que las fresas mejoran la salud de los ojos al disminuir el riesgo de degeneración macular.

  1. Tienen un efecto antienvejecimiento.

El ácido elágico presente en las fresas mejora la elasticidad de la piel y retrasa la aparición de los signos del envejecimiento, como las arrugas y la flaccidez, al tiempo que la biotina contribuye a mantener un cabello y unas uñas sanas.

  1. Son una importante fuente de vitamina C.

Una taza de fresas contiene el 136% de la cantidad diaria recomendada de vitamina C, lo que las convierte en un poderoso antioxidante que potencia el sistema inmunitario.

  1. Ayudan a perder peso.

Por su bajo contenido calórico y su alto contenido en nitrato, las fresas son un buen aliado para las dietas de pérdida de peso. Ayudan a reducir el apetito, favorecen la circulación sanguínea y, además, ¡son deliciosas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *