29
sep

shutterstock_214227646

 

Nuevos tiempos; nuevos males o lo que es lo mismo, nuevas tecnologías, nuevas dolencias. ¿Sabías que el uso continuado del móvil, la tablet o las consolas portátiles provoca tensión en los hombros y cervicales, dolores de espalda y cabeza e incluso calambres?. Este problema se ha bautizado con el nombre de “text neck” y está relacionado con el ángulo que mantenemos en la cabeza y en el cuello cada vez que nos conectamos a estos dispositivos.

 

Rigidez de hombros y dolores de cuello y cabeza son los principales síntomas, ya que se estima que dedicamos más de 2 horas diarias en esta postura. ¿Cómo remediarlo? Cambiar las malas costumbres adquiridas en el trabajo y en casa pueden aliviar la presión, evitar el sedentarismo, estrés y los esfuerzos en cuello, espalda y zona lumbar.

 

Mantener unas pautas saludables tanto físicas como mentales de manera prolongada nos ayudarán a percibir la mejoría. Te detallamos 6 sencillos consejos que conseguirán aliviar la tensión:

 

  1. Calor; aplica una bolsa térmica o almohadilla para aliviar el dolor de espalda. No debes mantener el calor más de 15-20 minutos al día. Puedes repetirlo varias veces al día.

 

  1. Frío; eficaz cuando hay inflamación. Puedes usar compresas frías o una bolsa de congelados pequeña envuelta en una toalla.

 

  1. Postura; Párate a pensar si estás en la postura correcta, especialmente, si pasas mucho tiempo sentado. Los hombros deben estar hacia abajo y hacia atrás y tu cabeza en el mismo eje que el resto del cuerpo. Auto-chequéate, corrige y repite. Notarás la diferencia.

 

  1. Descanso; Elige un buen colchón y evita dormir boca abajo ya que esta posición suele

tensar los músculos. Si duermes de lado, coloca una almohada entre las piernas y si lo

haces boca arriba, colócala debajo de las rodillas para equilibrar la postura.

 

  1. Ejercicio; Realiza ejercicios de flexibilidad como el yoga o Pilates. Inciden en el

movimiento fluido y favorecen la distensión muscular.

 

6.    Revisa tus costumbres en la oficina: mantén los pies apoyados con las piernas en un                          ángulo de 90º, coloca la pantalla del ordenador justo enfrente, a una altura ligeramente

por debajo de los ojos. Haz descansos cada hora y estira las piernas. Y si puedes, elige

teclado y ratón ergonómico para evitar tensión en la muñeca.

0 No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *