05
ene

shutterstock_15789964

 

Los pensamientos se convierten en acciones y una vez consolidadas, las acciones se convierten en hábitos.

 

El 90% de la población comparte el mismo problema: no cumplir los buenos propósitos de cada año y, en consecuencia, no adquirir las rutinas necesarias para mejorar su día a día.

 

Si eres de los que necesitan un cambio en su vida y no saben por donde empezar, pon atención porque transformar tu vida a mejor es más sencillo de lo que parece.

 

Estos son los 3 poderosos hábitos que harán que te sientas mejor con tu vida:

 

  1. 1.    Planifica tu día la noche de antes

 

Cada noche anota en una hoja todas las tareas que tienes que acometer el día siguiente, indicando horarios. Esta sencilla costumbre te permitirá enfocar tus objetivos y comprometerte a llevarlos a cabo.

Sería perfecto que hacer un poco de deporte y cuidar tu alimentación formarán parte de tu lista de tareas imprescindibles.

 

  1. 2.    Lee más

 

Disfrutar de la rutina de leer es altamente beneficioso para tu salud:

te relaja, mejora tu concentración, te enseña cosas nuevas y te hacer

crecer como persona mejorando tu bienestar y tu autoestima.

Los consejos más efectivos para lograrlo son:

 

–        Empieza por algo que te guste.

–        Elige un momento al día que prefieres y mantenlo.

–        Comienza poco a poco. Solo 5 minutos el primer día y ve incrementando el tiempo paulatinamente.

–        Comparte tus gustos lectores con amigos o familiares.

–        Iníciate con cuentos o novelas cortas para niños. ¡Te engancharán!

 

3. Viaja o sé turista en tu ciudad

 

Está científicamente demostrado que las experiencias provocan

más felicidad que la posesión de bienes. Esta afirmación se debe a que

las experiencias se disfrutan antes, durante y después de vivirlas

mientras que los bienes materiales producen una emoción efímera

que desaparece una vez adquiridos.

 

¿Por qué es tan beneficioso viajar o conocer sitios nuevos en tu

ciudad?

 

–        Sales de tu zona de confort enfrentándote a tus miedos e inseguridades.

–        Eres responsable y consciente de tu tiempo.

–        Te conoces mejor a ti mismo.

–        Conoces gente nueva y te abres a nuevos puntos de vista.

–        Adquieres nuevos conocimientos y te enriqueces como persona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *