18
nov

shutterstock_93056434

 

Salud

 

Nos adentramos en la estación más fría del año. Es el momento de tomar medidas. Desde este rincón del bienestar, os proponemos la combinación más efectiva para combatir los resfriados y la gripe: zinc + selenio. Se trata de un suplemento capaz de minimizar la duración y severidad del resfriado así como los síntomas de la gripe. Ante los primeros síntomas de malestar, tómalo de inmediato y notarás rápidamente los resultados.

 

Además, el zinc y el selenio tiene otros beneficios perfectos para tratar múltiples carencias.

Te enumeramos las más importantes:

 

– Síndrome de fatiga crónica. Se acompaña de déficit en el nivel sérico de zinc, el cual se relaciona con signos de inflamación y aumento del estrés oxidativo.

 

– Problemas de Tiroides. Es necesario prevenir enfermedad de tiroides y mantener la cantidad correcta de hormonas de tiroides en el cuerpo. Está implicado en el proceso que convierte la hormona inactiva T4 en el T3 activo de la hormona.

 

– Acelerar la curación de las úlceras bucales y el dolor de garganta. No sólo aumenta la resistencia a las úlceras bucales, sino también aceleran su cura si éstas aparecen.

 

– Promover la curación de heridas en la piel, eccema, rosácea, quemaduras y otras irritaciones. Ayudar a una recuperación más eficaz, incluso en problemas de origen alérgico.

 

– Controlar el acné. Ha sido vinculado a la salud de la piel debido a que favorece el sistema inmunológico, reduce la inflamación y promueve niveles adecuados de hormonas. El acné puede mejorar como resultado.

 

– Terapia para problemas en los ojos. El zinc parece reforzar la eficacia de la vitamina A, un nutriente bien conocido por su rol para mantener ojos sanos. Los síntomas de un estado inflamatorio con enrojecimiento de los ojos, conocido como conjuntivitis aguda, puede también atenuarse con zinc.

 

– Controlar la diabetes. Al mejorar los niveles de insulina (hormona muy importante para regular el suministro de energía al cuerpo) el suplemento de zinc puede ayudar a las personas con diabetes tipo 1 o 2 a manejar la enfermedad de manera más efectiva.

 

– Minimizar los trastornos digestivos. La capacidad del zinc para propiciar la curación puede convertirlo en valioso para el tratamiento de úlceras y otros trastornos del tracto digestivo.

 

– Protección contra la osteoporosis. Al promover la absorción de minerales y mantener los huesos sanos, el zinc contribuye a prevenir este trastorno óseo progresivo y evitar las complicaciones asociadas, como las fracturas. Al menos 6 meses de tratamiento con la combinación zinc/cobre son necesarios para sentir el efecto de fortalecimiento de los huesos.

0 No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *